inforio
Microgaming No Deposits

Eres el visitante:
Columna de Opinión
Cuidar el ambiente es cuidar nuestra casa y la de nuestros hijos
Esta exposición fue concebida para plantearla la semana pasada. En lo más íntimo sentí la duda de la pertinencia y oportunidad de hacerlo hoy. La muerte del presidente Vázquez duele y desplaza muchas cosas, pero por él, por lo que generó en nosotros y en desarrollo de las políticas públicas, la haré en esta instancia. Dicho esto, quiero poner en valor la construcción, en Fray Bentos, departamento de Río Negro, del relleno sanitario para la disposición final de residuos sólidos urbanos con tratamiento de lixiviados, que concretó la administración departamental del Frente Amplio. Se pasó de un sitio de disposición final de residuos a cielo abierto, con más de setenta y cinco años de funcionam...
Leer más...

Estación Zombie 2

Sábado : 23:00 hs.

Domingo : 20:00 hs.

Brujas

Sábado : 18:00 hs.

Domingo : 16:00 hs.

Freaky - Este cuerpo está para matar

Viernes y Sábado: 21:00 hs.

Doningo:  22:00 hs

El Observador El Pais La Juventud La Diaria La Republica El Telegrafo
09 de diciembre del 2015 a las 14:50 -
Tweet about this on Twitter Share on Facebook Share on Google+ Share on LinkedIn Pin on Pinterest Email esto a alguien

Intentan revertir una decisión del Consejo de Primaria

Maestros rurales se movilizan
Intentan revertir una decisión del Consejo de Primaria

Los maestros rurales de todo el país se movilizan con gestiones al más alto nivel político y con las autoridades de la educación intentando revertir una decisión del CEIP de sacar el Centro Agustín Ferreiro (CAF) de la estructura del Departamento de Educación para el medio Rural (DER) para pasarlo al Instituto de Formación en Servicio.

El CAF, antes Instituto Normal Rural y luego Centro Nacional de Capacitación de Maestros Rurales (CENACMAR) es el centro de referencia nacional e internacional y esta decisión del CEIP constituye un desconocimiento histórico y un quiebre en la Educación Rural de nuestro país.

A continuación exponemos la Declaración de los maestros rurales ante la situación.

Indignación de los maestros rurales uruguayos ante la medida del Consejo de Educación Inicial y Primaria que saca al Centro Agustín Ferreiro de la órbita del Departamento de Educación para el Medio Rural.

La educación rural uruguaya vive sus horas más críticas.  Salvo el nefasto paréntesis de la dictadura, se trata del momento más difícil de su historia en las últimas décadas.  El histórico y emblemático Centro Agustín Ferreiro (CAF) –ejemplo y referencia en América Latina para los docentes y pedagogos rurales- dejará de pertenecer a la educación rural.  Así lo dispone la Circular N° 114 del Consejo de Educación Inicial y Primaria, sobre la base de una resolución (N° 68, Acta Ext. N° 123) adoptada en la sesión del día 1 de diciembre de 2015.  A través de la referida circular se resuelve “adscribir el Centro Agustín Ferreiro al Instituto de Formación en Servicio”.  De esta manea el CAF pierde la inscripción institucional relacionada con la educación rural que desde su creación en la década del 50 siempre tuvo.  Inscripción que sólo le fuera quitada durante algunos años en la dictadura para ser recuperada luego por los maestros rurales en la reapertura democrática en 1985.

Se trata de una disposición de carácter autoritario e inconsulto que se toma pocas horas después de que la Federación Uruguaya del Magisterio (FUM) mantuviera una reunión con dicho Consejo a propósito de las bases para el llamado a la dirección del CAF.  La resolución se adopta de espaldas y sin requerir opinión técnica de la FUM, la Asamblea Técnico Docente (ATD), el Departamento de Educación para el Medio Rural (DER) y la Inspección Técnica; órganos que tuvieron conocimiento de la medida una vez que estaba resuelta y publicada.  Incluso se actúa por detrás del Consejero Mtro. Darby Paz, electo por los docentes, según se desprende del anuncio que el día 2 de diciembre dicho Consejero en el propio Centro Agustín Ferreiro realizó al equipo del DER, expresando que se pronunciaría al respecto “cuando el Consejo tratase el tema”.  Evidentemente hasta el propio Consejero desconocía que el tema se había tratado y resuelto en la sesión del día anterior.  Esto llama la atención sobre la manera en que el CEIP toma sus resoluciones sobre temas tan delicados e históricamente tan trascendentes como éste.  

En ningún momento el CEIP abrió un proceso de diálogo donde las miradas técnicas y las voces discrepantes pudieran tener lugar.  Muy por el contrario, sabedores los señores Consejeros de las resistencias que una medida de esta naturaleza pudiera tener, cerraron toda posibilidad de diálogo y debate.  

La primera señal de alarma y preocupación para los maestros rurales ocurrió a principios de junio cuando el Consejero Mtro. Héctor Florit anunció por primera vez que el CAF pasaría al Instituto de Formación en Servicio.  Sin embargo, según nos informara en su momento el Director del DER que mantuvo una reunión al respecto el día 9 de junio con el Consejero Florit, éste se comprometió a que esto no sucedería, acordándose que el CAF seguiría en la órbita del DER y que, a los efectos de los cursos de formación permanente de maestros rurales, se coordinara con el Instituto de Formación en Servicio.  Unos días después -el 25 de junio- dicho “compromiso” es ratificado en presencia y a petición del Presidente del Consejo Directivo Central de la ANEP, Prof. Wilson Netto.  Huelga decir algo sobre el resultado y el nulo cumplimiento de ese compromiso, hecho que también llama la atención sobre el relacionamiento entre las autoridades políticas de la educación y el mínimo respeto que se debería tener por los compañeros que tienen funciones técnicas.

La segunda señal de alarma aparece cuando se conocen los criterios que el CEIP estaba manejando para el llamado a la dirección del CAF.  Se trata de unos criterios restrictivos que cambian radicalmente las bases que hasta el momento se venían manejando, exigiendo como requisito ser Inspector para acceder al llamado.  Esto deja afuera a cientos de directores rurales y urbanos con experiencia en escuela rural, así como a todo el equipo del DER que en los últimos años se ha venido especializando académicamente en la temática.  Entendíamos que unas bases de ese tipo suponen atacar injustamente un proceso de creciente mejoramiento de la educación rural en cuanto al apoyo pedagógico didáctico.  Decíamos hace unos días: “impedir que los directores rurales puedan acceder a un llamado para la dirección del CAF se parece demasiado a la modificación en las bases que impidió al Maestro Homero Grillo concursar por la dirección del Instituto Normal Rural en 1961; en el marco del primer gran quiebre histórico de la pedagogía rural uruguaya, en virtud de políticas educativas adversas y destructoras de todo lo bueno que se venía haciendo.  Luego del segundo quiebre histórico durante la administración de Germán Rama al frente del CODICEN que llevó a que en 1999 el CAF dejara de impartir cursos para maestros rurales, no queremos que la historia se repita.  (…)  unas bases restrictivas para la dirección del CAF supondría transitar por el camino de desvinculación paulatina de la institución respecto a lo rural y la educación rural”.  Cuando la FUM se reúne con el CEIP el pasado lunes 30 de noviembre, los maestros rurales comprobamos que esta segunda señal de alarma escondía la permanencia de la anterior, signada por el compromiso roto y el proceder silencioso y encubierto. 

Hace más de 60 años el Centro Agustín Ferreiro (CAF), antes CENACMAR y en sus inicios Instituto Normal Rural (INR), es una institución emblemática y referente de la formación de maestros rurales, la investigación académica sobre educación rural, el intercambio de experiencias, el lugar de confluencia de diversas instituciones relacionadas con los medios rurales y el escenario por excelencia de producción de la Pedagogía Rural Uruguaya.  

En los últimos años, en el marco de las políticas educativas del CEIP y de las líneas técnicas del Departamento de Educación para el Medio Rural se ha construido un perfil de la institución apuntando a una alta especialización académica sobre la especificidad pedagógica rural.  Este perfil ha implicado el diseño y ejecución de cursos de formación permanente, el desarrollo de investigaciones sobre educación rural y didáctica multigrado, la realización de seminarios internacionales y coloquios nacionales, múltiples actividades de extensión así como un profundo y permanente vínculo interinstitucional.  El Consejo de Educación Técnico Profesional a través de la Tecnicatura en Producción Agropecuaria Familiar, la Universidad de la República a través de diversos servicios, el Consejo de Formación en Educación a través del IPES con el desarrollo del Curso de Especialización en Educación Rural, la Comisión Nacional de Fomento Rural, la Red Nacional de Semillas Criollas y Nativas, la Red de Mujeres Rurales y muchas otras instituciones tienen en el CAF un lugar natural de confluencia.  Por supuesto, el propio Consejo de Educación Inicial y Primaria utiliza el CAF como sede de las más diversas actividades que también comprenden cursos de maestros de escuelas urbanas, Inspectores y funcionarios.

Entendemos que una medida de esa naturaleza no es de justicia con la historia de los últimos años que el propio CEIP ha impulsado y que se ha implementado en el CAF respecto a un desarrollo integral del apoyo técnico a los docentes rurales, por medio de la tríada reflexión sobre prácticas educativas, investigación académica y formación permanente. El CAF ha tenido un punto de inflexión histórico, un antes y un después, desde que se ha impulsado el actual perfil, hecho reconocido por cientos de maestros rurales que han pasado por las 28 ediciones del Curso de Formación Permanente; cientos de estudiantes magisteriales que han pasado por las jornadas de sensibilización; más de 1000 estudiantes, docentes e investigadores de Argentina, Brasil, Chile, Paraguay, Bolivia, Colombia, Costa Rica, México, España y Uruguay que han pasado por sus seis seminarios y siete coloquios; por los actuales y anteriores integrantes del equipo del DER que ha tenido en el CAF el centro de su formación, así como por los integrantes del equipo de investigación del DER; por miles de productores, mujeres rurales, técnicos y profesionales que han tenido como referencia al CAF para trabajar todas las temáticas vinculadas con la ruralidad y la educación rural en el país.

El perfil del CAF que ha permitido todo este accionar y que hasta ahora había sido avalado por el CEIP, ha implicado una reconstrucción para devolverle a la institución el sentido y las funciones para los que fue concebida.  Esta reconstrucción no ha hecho otra cosa que seguir los lineamentos que al respecto fueron resueltos por los Encuentros Nacionales de Maestros Rurales de ATD en 2003 y 2005; el Congreso de Maestros Rurales “Jesualdo Sosa” organizado por la FUM en 2005 y los informes de la Comisión de Educación Rural del CODICEN en 2005 y 2006.  En este sentido, en el Congreso de Piriápolis de hace 10 años y junto al Mtro. Miguel Soler –presente allí 56 años después del Congreso de 1949- se resolvía que el CAF, en tanto “ámbito natural de formación de Maestros Rurales” debía emprender acciones en torno a la formación permanente y la investigación, constituyéndose en referencia académica y técnica sobre educación rural.  Al respecto se señala que “para instrumentar ello es preciso una línea de dependencia directa del DER, además de las necesarias coordinaciones con Universidad de la República… formación docente… entre otras instituciones”.

Esto es lo que se ha cumplido estos años y es lo que proponemos que se siga cumpliendo, en aras de un enriquecimiento creciente de la educación rural, hoy duramente atacada por las autoridades del CEIP.  Ante el escenario de nueva institucionalidad, los maestros rurales proponemos:

•Que el Centro Agustín Ferreiro continúe en la órbita del Departamento de Educación para el Medio Rural a todos sus efectos, en razón del legado histórico y del presente prolífico en acciones e iniciativas.

•Que respecto a los cursos de formación permanente, el Departamento de Educación para el Medio Rural realice estrechas coordinaciones con el Instituto de Formación en Servicio (tal como fue acordado el 25 de junio por parte del Presidente del CODICEN, el Consejero Florit y el Director del DER).

•Que el llamado a la Dirección del CAF se realice sobre bases abiertas que posibiliten su acceso a los Directores con experiencia en escuela rural.

Hacemos llegar nuestra postura a todos los compañeros e instituciones que, a lo largo de tantas décadas, se han vinculado y siguen vinculándose estrechamente con el Centro Agustín Ferreiro.  Como defensores de la educación pública estamos llamados a valorar esta institución como la “casa de los maestros rurales”, por lo que solicitamos a todos quienes se sientan convocados por este abrazo solidario, manifestarse junto a nosotros.

Maestros rurales en defensa de la escuela rural uruguaya.



Quiere comentar esta noticia?

* Campos obligatorios
* Nombre:
* Correo Electrónico:
* Comentario:
* Caracteres

InfoRío - Río Negro - Uruguay // (todos los derechos reservados )

powered by: Daniel Castro 2021