inforio

Eres el visitante:
Columna de Opinión
Lejos de los privilegios, cerca de la gente
“Agarrar el toro por las guampas”, seguramente nuestra profesora de Español corregiría y nos diría “por las astas”, pero es un graficismo de cuál es nuestra postura hacia los problemas, las dificultades y las controversias. Muchas veces nos ponemos a un costado y no "entramos" en corral de ramas, porque no siempre vemos la pertinencia de expresarnos. Nosotros hacemos Política por vocación, y algunas veces creo que uno de nuestros defectos es la desmedida sensibilidad frente a circunstancias muy difíciles en la vida de la gente. Hay Injusticias, otras veces la falta de oportunidades, de empleo, algunas enfermedades, y demás desafortunadas circunstancias a las que a todos en algún momento nos toca enfrentar. Y a mí me duele...duele...
Leer más...

Rampage

Sábado 17:00 horas

Domingo 16.00 horas

Deadpool 2

Jueves: 22:15 horas

Viernes: 20:00 horas

Sábado: 19.00 horas

Domingo: 18:00 horas

Amor a la deriva

Jueves 20.00 horas

Sábado 21.15 horas

Han Solo

Proximamente

Verdad o reto

Viernes 22:15 horas

Sábado 23.30 horas

Domingo 22.30 horas

.
Síguenos Síguenos
El Observador El Pais La Juventud La Diaria La Republica El Telegrafo
28 de noviembre del 2017 a las 12:02 -
Tweet about this on Twitter Share on Facebook Share on Google+ Share on LinkedIn Pin on Pinterest Email esto a alguien

Espacio semanal del diputado Constante Mendiondo del 28 de noviembre de 2017

Entre el dolor y la reflexión
Espacio semanal del diputado Constante Mendiondo del 28 de noviembre de 2017

Escudarse en los números dimensiona la gravedad del problema que nos aqueja, pero para nosotros un solo caso es suficiente para interpelarnos como integrantes de la sociedad, muchísimo más como representante de ella.

Exponencialmente emergió a la luz pública la violencia doméstica, los abusos a menores, muchos de los cuales terminan con la muerte. Lo que se ve es el resultado de una cultura errática; trasmitida por generaciones enteras: sexo fuerte y la contracara, el supuesto sexo débil. Y para muchos la condición de servidumbre de éste, es decir, de las mujeres.

Demasiado tiempo barrimos debajo de la alfombra las patologías y desviaciones, y como todo en la naturaleza, lo que se reprime y oculta un día, explota con toda intensidad al otro, con la potencia acumulada de todo el tiempo en que se reprimió. Los últimos años muestran, en la región no solo en Uruguay, descarnadamente la violencia en todas sus manifestaciones, con crueldades e irracionalidades de todo tipo.

¿Qué explicación puede tener abusar y matar? Seguramente vivimos largo tiempo de oscurantismo donde se abusaba y el temor se aliaba a la impunidad. Eran tiempos donde era común mantener la violencia doméstica entre las cuatro paredes. Pero la irracionalidad fue más allá: para que no me dejes prefiero matarte, para que no se sepa de los abusos sexuales, lo mismo. Una realidad terrible, amparada en la impunidad que daba el peor de los silencios, el de la sociedad.

Hay que poner todas las herramientas en sintonía para intentar cambiar esta situación: la educación, la legislación, generar ámbitos adecuados para garantizar la vida de quienes denuncian; pero también tener viviendas, refugios, equipos multidisciplinarios que soporten junto a las víctimas todo el proceso. Mucho de esto ya se está haciendo. Pero deberemos tener más recursos y destinarlos con toda la eficacia posible. Y dejar algo bien clarito, no es una guerra de géneros, somos unos y otros responsables de estar tomados de la mano en un combate que nos es común. La sociedad en su conjunto debe rápidamente acorralar a la lacra que nos invadió desde hace tiempo.

Hemos obtenido alguna información que debería servirnos para comprender por donde comenzar este camino. Sabemos que, por ejemplo, más del 95% de los menores que en nuestro país sufren abuso sexual son niñas.

También sabemos que más del 90% del total de estos casos quienes cometen el abuso son los responsables directos de estos menores, es decir su entorno inmediato familiar. Como vemos, el problema es de una gravedad extrema y por eso no será fácil de erradicar, en nuestra sociedad, en nuestras familias, se esconde la mayor parte de los casos.

Entre tantas cosas que hemos escuchado como solución está la de la pena de muerte. En estos días los medios de comunicación y las redes sociales se han inundado con este asunto. Sobre esto hay que decir al menos dos cosas: para los psicópatas, el nombre técnico que se le da a quienes cometen este tipo de crímenes, la sanción legal no solamente no es disuasiva, sino que hasta puede actuar como un mayor incentivo a transgredir la norma. Lo otro que hay que decir es que los cambios legales que tengamos que hacer sólo apuntan a la última estación de este tren, la sanción solo llega cuando ya se cometió la aberración. No es la solución de fondo, ojalá con un mero cambio legal pudiéramos evitar estas ignominias. En los EEUU, por ejemplo, en muchos de sus Estados existe la pena de muerte. Lo único que se muestra es muchísima mayor violencia y de todo tipo. No hay la más mínima evidencia que allí donde se aplica esta pena la situación haya mejorado, todo lo contrario.

Tany Mendiondo. 



Quiere comentar esta noticia?

* Campos obligatorios
* Nombre:
* Correo Electrónico:
* Comentario:
* Caracteres

InfoRío - Río Negro - Uruguay // (todos los derechos reservados )

powered by: Daniel Castro 2018