inforio

Eres el visitante:
Columna de Opinión
Entre el rating y la verdad...
También la comunicación política requiere de una cantidad importante de factores. Para nosotros, el primero y fundamental es la verdad; porque todo puede ser materia de análisis pero la verdad es una sola. En el mundo del “calentamiento comunicacional”, no es fácil trasmitir con eficacia. Hoy día genera más “rating” la polémica, la confrontación, los supuestos y los dichos controversiales que la realidad. Muchas veces los mensajes en la actualidad se llevan puesta a la verdad. Y nosotros hemos tratado de definir desde estos editoriales una forma de hacer política. Es nuestra convicción, lo que sentimos y lo que para nosotros es correcto. No es fácil imponer una línea argumentativa y racional, co...
Leer más...
.
Síguenos Síguenos
El Observador El Pais La Juventud La Diaria La Republica El Telegrafo
23 de octubre del 2017 a las 12:21 -
Tweet about this on Twitter Share on Facebook Share on Google+ Share on LinkedIn Pin on Pinterest Email esto a alguien

Cuchilla del Fuego: un pueblo de doce casas al este de Paysandú donde no hay policías.

Petróleo en el confín del Uruguay. El gobierno asegura que no habrá daños al medio ambiente.
Cuchilla del Fuego: un pueblo de doce casas al este de Paysandú donde no hay policías.

El poblado está perdido en la inmensidad de los campos sanduceros. 

No se ve gente. Parece un pueblo abandonado. Después de recorrer más de 30 kilómetros por un camino empedrado, el cartel que indica que se ha llegado a Cuchilla del Fuego está corroído y es apenas legible. Son las tres de la tarde de un día cualquiera y reina un absoluto silencio, alterado levemente por el viento que golpea en la copa de los árboles y el croar de algunas ranas.

Entre seis y siete novillos se mueven libremente entre las doce viviendas que tiene el poblado, al igual que los corderos que se cruzan en el camino sin temor alguno. Dos perros echados al lado de un desvencijado automóvil no parecen inmutarse ante la presencia de visitantes.

El pueblo más cercano al pozo donde acaba de encontrarse muestras de hidrocarburos, a 32 kilómetros de distancia, es habitado por no más de diez personas y hasta la comisaría está cerrada por falta de personal. Pararse en la cuesta para observarlo todo de una vez, es un ejercicio que devuelve una imagen cargada de cierto surrealismo.

Después de golpear un par de veces las manos, uno de los vecinos abrió la puerta de su casa. Daniel Oviedo se muestra amable. Dice no tener mucha información de lo que está ocurriendo y aclara que además de ser pocos habitantes, hay casas que están vacías de gente que se ha ido y vuelve muy de vez en cuando. No se opone al desarrollo que pueda venir, pero aclara que viven del trabajo en el campo. "Queremos seguir viviendo tranquilos", expresa mientras señala el casco de la estancia que se divisa a lo lejos. Ese su lugar de trabajo y su forma de vida.

Los pobladores le dan la bienvenida a la explotación pero no quieren fracking.

Casa por medio vive Luis Sena, Cacho, un hombre de 69 años que es como el referente del pueblo. En gran medida porque el resto de los habitantes son parte de su familia, a excepción de Oviedo.

"Acá sufrimos un tornado que en 1998 arrasó todo. Por eso vino Mevir y construyó estas viviendas, un salón comunal y la comisaría, aunque ahora el policía más cerca está en Guichón" aclara.

Tres maestras.

"Allá vive una de mis hijas, ahí otro hijo y más allá mi hermana", cuenta Cacho mostrando las particularidades de un pequeño pueblo de cuyo nombre se desconoce el origen. Es tan chico que ni almacén hay. "Vienen de la ciudad y abren una vez al mes". Los víveres se traen en moto tras recorrer 56 kilómetros. Así es la vida en Cuchilla del Fuego, donde Antel tiene una funcionaria para atender la torre de la zona, que también es hermana de Sena. No hay policía ni almacén. La escuela 81 de tiempo completo es lo que sobresale del poblado.

El fin de semana, las tres maestras que vienen de Artigas cada semana a enseñarles a 13 niños de toda la zona, no pudieron irse a casa porque el arroyo Queguay chico no dio paso por las lluvias y cuando lo hizo ya no había quien las "arrimara" hasta Guichón para tomarse el ómnibus. Las maestras no quieren hablar de lo que supone el hallazgo de petróleo muy cerca de allí, porque pensando que podía ser algo didáctico para los niños, permitieron que técnicos de la empresa dieran una charla a los niños. El hecho fue denunciado y desde Primaria le llamaron la atención a la directora.

"Está bien que la empresa pretenda convencer con argumentos a la población de lo importante que puede ser el petróleo, pero empezar con los niños no parece ético" opinó una vecina que prefirió mantenerse en el anonimato para evitar problemas y que además contó que este tipo de visitas se dieron en un total de cuatro escuelas de la zona de influencia donde explora Schuepbach Energy Uruguay.

Derly Barboza, es su condición de jubilado pero muy activo en los temas de la comunidad de Tambores, es uno de los vecinos referentes con los que se discute el tema del petróleo. "Sigo con expectativa la evolución de esto y considero que parte de todo lo que se ha generado ha estado en cierta medida impulsado por los hacendados de la zona. Hoy por hoy un sereno cobra el doble que un peón rural", analizó Barboza.

"Me gustaría que hubiera petróleo, lo veo con buenos ojos, pero si es mediante fracking el No es rotundo y creo que la opinión está generalizada a tal punto de que no dudo de que de ser así, habrá movilizaciones tanto en Tacuarembó como en Paysandú", consideró Barboza.

Lana para el diseño de Stella Mc Cartney.

Los habitantes del este de Paysandú viven alejados de muchas cosas que parecen imprescindibles. Al menos para quienes viven en la ciudad. Sin embargo, como contrapartida disfrutan a diario de la armonía con la naturaleza. Los cerros dibujan verdes paisajes habitados por algunas vacas, muchas ovejas y decenas de ñandúes que corren a la par de cualquier vehículo que transita el lugar.

Se respira paz y en una comunidad donde todos se conocen, existe seguridad, algo que no están dispuestos a cambiar por nada del mundo. "He recorrido el planeta y les puedo asegurar que este es mi hotel cinco estrellas", afirma Ana María Pereira, en su establecimiento que comparte con otras seis personas.

"En esta zona del país, se produce la lana más fina del mundo, junto con Australia", explica la productora. En el portón, un cartel informa que su establecimiento forma parte del Consorcio Regional de Innovación de Lanas Ultrafinas (CRILU) . "Stella, la hija del beatle Paul McCartney, diseña prendas de vestir con lana producida en este lugar", explica Ana con orgullo intentando darle dimensión a un pago hasta ahora desconocido por la amplia mayoría de los ciudadanos uruguayos.

Tambores, la cuna de uno de Los Iracundos.

Con cerca de 2.000 habitantes, la localidad de Tambores es la comunidad con mayor gravitación en la discusión sobre la conveniencia de explotar petróleo en el área. Está ubicada a 200 kilómetros de Paysandú y a 40 de Tacuarembó. La avenida principal marca el límite departamental, por eso parte de la población vive de un lado y cruzando la calle, el resto vive en otro departamento.

En los hechos forman parte de una misma comunidad que supo en el siglo pasado, vivir épocas de prosperidad por el trazado del ferrocarril que la posicionó como el primer puerto seco al norte del río Negro. Ya sin el tren, las décadas posteriores trajeron retraso. Por si fuera poco, el estado de gran parte de la ruta 26, hace que todo hacia el litoral quede mucho más lejos.

Del pasado reciente, Tambores se enorgullece de ser la cuna de uno de los integrantes de Los Iracundos, Leonardo Franco y más acá en el presente de un joven ciclista de apellido Soares de Lima que supo ganar competencias nacionales. Pero la realidad económica de hoy, marca que Tambores no tiene estación de servicio, no cuenta con una sola farmacia y que las oficinas de servicios públicos como UTE y el Correo han cerrado.

Hay que ver la viabilidad de la explotación.

El viernes 20, el gobierno confirmó el hallazgo de hidrocarburos en Uruguay. Ahora resta saber si es viable explotarlos y si se trata de yacimientos o trazas.

El hallazgo se produjo en el pozo Cerro Padilla X-1 ubicado al noreste de Paysandú. "El análisis de perfilaje mostró dos metros de arena con saturación de petróleo a una profundidad de 973 metros", explicó el comunicado publicado por la web de Presidencia.

Ancap firmó en febrero de 2012 bajo la presidencia de Raúl Sendic los dos primeros contratos de exploración y explotación "on shore" con la firma Schuepbach Energy Uruguay SRL, filial de Schuepbach Energy LLC, en el marco de la iniciativa de actividades exploratorias sobre la tierra.

El hallazgo no está exento de polémicas. Varias organizaciones sociales y movimientos de defensa del medio ambiente están en alerta para evitar y denunciar posibles prácticas de explotación petrolera mediante la técnica del "fracking".

Esta técnica de explotación implica inyectar agua a niveles altos de potencia, con el fin de romper la roca para extraer sus minerales; en este caso hidrocarburos. El uso de este método podría contaminar acuíferos.

Pero la ministra de Medio Ambiente Eneida De león aclaró el mismo viernes a El País que, de llevarse a cabo, la extracción no se realizará mediante el "fracking".

"Nuestra función en el ministerio es mirar de cerca todo lo que está pasando para que no haya afectaciones al ambiente. Ya la Dirección Nacional de Medio Ambiente (Dinama) tomó conocimiento y viajará (a Paysandú) el martes cuando comiencen algunos trabajos para ver cómo extraen el hidrocarburo", aclaró la ministra. Los trabajos seguirán adelante "si son beneficiosos para el país", aseguró.

La naturaleza

Naturaleza y tranquilidad son las dos características que describen como es la vida en Cuchilla del Fuego, un poblado perdido en la inmensidad de los campos sanduceros. Una recorrida por el lugar permitió a El País tomar contacto con sus pobladores y apreciar la vida salvaje. Los escasos pobladores de la localidad se ocupan en estancias de la zona pero no se oponen a la llegada del progreso, si eventualmente se explotaran los hidrocarburos hallados allí cerca. Igual, ellos piensan que su paz no se verá alterada por el llamado “oro negro”.



Quiere comentar esta noticia?

* Campos obligatorios
* Nombre:
* Correo Electrónico:
* Comentario:
* Caracteres

InfoRío - Río Negro - Uruguay // (todos los derechos reservados )

powered by: Daniel Castro 2017